El Valladolid encalla y por primera vez desde los 70 estará 4 años en Segunda

Dicen que la ilusión prospera bajo las condiciones más inadecuadas y el Valladolid se había aferrado a la de jugar promoción de ascenso, pero anoche dependía de factores que no se dieron y el club, que parece haber encallado, estará cuatro años consecutivos en Segunda, algo anómalo desde la década de los 70.

Y lo más chocante o singular es que la recta final de temporada ha sido extraordinaria, ya que de los ocho últimos partidos de liga, el equipo ha ganado cinco, ha empatado dos y solo ha perdido uno.

Tras un durísimo y revelador 6-2 en Sevilla hace un par de meses, el equipo se reactivó y, a falta de dos jornadas, tenía en su mano la clasificación para el play-off pero una derrota en Reus y el triunfo del Huesca anoche ante el Levante cerraron las puertas del ascenso. La victoria en Zorrilla ante el Cádiz (1-0) se tornó cruel.

El Valladolid había vivido antes un año marcado por su falta de consistencia, de regularidad y también por las fatalidades ya que, por ejemplo, un autogol del argentino Lucho Balbi en el minuto 95 del partido jugado el 20 de mayo ante el Mirandés privó al equipo de dos puntos que, a la postre, resultaron decisivos.

El centrocampista Michel hizo ayer una perfecta radiografía de esta temporada que ya es historia. "Hubo altibajos, hemos cometido muchos errores, hemos dejado escapar partidos que no teníamos que haber dejado escapar y sin esos errores habríamos estado arriba", precisó.

También anoche, el técnico blanquivioleta, Paco Herrera, hablaba de esta temporada y dejaba entrever su adiós al reconocer en rueda de prensa que ha sido un año "difícil" para él y que se siente "fracasado" por no haber metido al equipo en la promoción.

"Dije que si no conseguía meter al equipo en el play-off, tal vez yo no había hecho bien mi trabajo, pero no sé si voy a seguir o no, antes tengo que hablar con el presidente", subrayó el técnico tras el partido contra el Cádiz.

A juicio del entrenador extremeño, el objetivo debió lograse "mucho antes" y no esperar al partido de anoche, en el que su equipo ya no dependía se si mismo.

"He sido muy feliz en Valladolid, y si yo no continúo está claro que este equipo la próxima temporada no va a partir de cero porque el trabajo está ahí", ha manifestado.

En efecto, el equipo cuenta actualmente con 17-18 jugadores entre integrantes del primer equipo, los cedidos y jugadores del filial que pueden subir, como Zambrano, Higinio o Calero, además de la opción de repescar a Toni (Cultural Leonesa).

Becerra, Pau Torres, Moyano, Rafa, Guitián, Ángel, André Leao, Míchel, Sergio Marcos, Jose, Mata, Guzmán y Anuar, además de los cedidos Ibán Salvador (UCAM Murcia, donde también estuvo Mayoral) y Samuel (Racing de Santander), son los futbolistas con contrato en vigor para la próxima campaña.

Vuelven a sus equipos los cedidos Jordán (Espanyol), Álex López (Celta), Lichnovsky (Oporto), Raúl de Tomás (Real Madrid), Markel (Athletic Club), Espinoza (Villarreal) y Drazic (Celta).

El club tiene una opción para prolongar el contrato de Álex Pérez, mientras que el próximo 30 de junio finalizan los compromisos con Balbi y con Juan Villar.

Hace un año, apenas quedaban cuatro o cinco jugadores cuando terminó la liga. Paradójicamente, a algunos de los que se han ido en los últimos años les ha ido bien en otros equipos y, en este contexto, uno de los casos más claros es el centrocampista Lluis Satres que hace dos años dejó Valladolid y la pasada campaña subió con el Leganés a Primera. Ahora jugará la promoción con el Huesca.

Pocas veces se ha apostado por la continuidad de un proyecto en Valladolid. El último técnico en estar más de un año ha sido Miroslav Djukic, artífice del ascenso en 2012. El resto ha sido un constante volver a empezar, una especie de ensayo prueba-error. Un club desorientado. Sin un rumbo claro.

Además, el futuro deportivo y el económico del club vallisoletano están muy ligados ya que, tras salir del concurso de acreedores, la entidad depende en buena medida de un ascenso para vivir con holgura

Según el presidente, Carlos Suárez, en Segunda División la supervivencia está garantizada pero el presupuesto cada vez es menor y, en consecuencia, las opciones de ascenso. El Valladolid parece encallado. 

Link: http://www.lavanguardia.com/deportes/20170611/423332988186/el-valladolid-encalla-y-por-primera-vez-desde-los-70-estara-4-anos-en-segunda.html

Previous
Next Post »

2 comentarios

Click here for comentarios
12 de junio de 2017, 12:32 ×

Otro record más a la espalda del gafe Carlos Suarez. Sólo con él, el año pasado se hizo la peor temporada de los últimos 40 años y por cuarto año consecutivo se competirá en segunda división. Aunque parece que otros como Zaragoza, quieren ganarnos en cuanto a numeros negativos, ya que el equipo maño estará por quinta temporada consecutiva en segunda. El club está encallado porque él como gestor que lo hizo de pena, acumuló una deuda difícil de asumir. El máximo culpable (que no el unico) tiene nombre ya apellidos Carlos Suarez Sureda

Reply
avatar
Salven_a_mi_pucela
admin
13 de junio de 2017, 3:17 ×

Lo mejor que puede hacer este señor es vender el club porque vamos cuesta abajo y sin frenos. Sin proyecto y sin rumbo. Que Dios nos pille confesados!!

Reply
avatar